La automoción probablemente sea la industria que cuenta con los más eficientes procesos logísticos. Todo está diseñado para que las piezas y recambios estén en el momento adecuado y en el lugar adecuado, con una perfecta sincronización y seguimiento.

La industria de la automoción necesita de unos contenedores y packaging altamente optimizados, prácticos, ágiles, fáciles de manejar u flexibles, tanto en su cadena de suministros como en su red de recambios de piezas y mantenimiento y cadena productiva.

¿Quieres saber como optimizar tu cadena de suministros?
Ponte en contacto con nosotros aquí

Anwendung Slider Mobil

Comepack el proveedor de soluciones logísticas para la automoción

Comepack es capaz de suministrar estos contenedores y packaging y mucho más.

En Comepack sabemos que la industria de la automoción trabaja con una red de producción global. Como consecuencia, muchos proveedores tienen que entregar los componentes puntualmente de manera rápida, segura, rentable y de una manera ambientalmente racional a las OEMs en los lugares de producción.

Para la producción, el almacenamiento y el transporte, se utilizan contenedores reutilizables.  Estos son una parte esencial de esta logística y deben estar disponibles en el momento justo que se necesiten, al igual que las piezas que contienen.

Cajas KLT y GLT

El contenedor más utilizado en esta industria es el contenedor VDA (KLT). Está especialmente diseñado para los procesos de logística en el sector de automoción. Los contenedores KLT también se pueden complementar con insertos de espuma hechos a medida, forros y tapas para que todos los componentes lleguen a su destino limpios y perfectamente asegurados.

La gama completa de productos no puede gestionarse únicamente con cajas pequeñas KLT, por lo que también se utilizan embalajes especiales.

Además, se utilizan diferentes contenedores grandes (GLT) para cargas y componentes grandes. A diferencia de los VDA-KLT, aquí no existe un contenedor estándar uniforme.

En Comepack sabemos que la diversidad de productos y sus diferentes requerimientos para los contenedores hacen que la estandarización sea a menudo difícil, pero, como lo demuestra nuestra experiencia, no es imposible.